TallerDIEZ05

Info

El objetivo principal de mi actividad diaria ha sido siempre el de contener el espacio; el motor central de mi vida es hacer poesía; no puedo entender estos años sin que exista una tensión entre estos dos principios.

Hablar de espacio es trabajar trazando límites; es una búsqueda constante de experiencias para conectar vivencialmente las actividades del ser humano, interpretando su modernidad como resultado de una fuerza liberadora provocada por una época de contrastes, virtual, de ruptura de patrones convencionales en el concepto de habitar.

Hacer poesía con la arquitectura es una condición personal, una métodología de aproximación: analogías, metáforas, contrastes, sintonías.

Busco una expresión necesaria, única, memorable, que parta de la idea como detonante de un proceso perceptual y de origen a una propuesta de diseño coherente con su entorno.

Manuel Herrera